Animalista convencido

Diario de un animalista convencido, defensor de los derechos de los animales y para su desgracia declarado "Persona non grata en la Ilustre Villa de Tordesillas"

Nueva salvajada contra los animales

ea6adk | 22 Juny, 2007 08:55

Al no poder acceder a las perreras la tomaron contra los periquitos.

Comentaris

Demanau rectificació

Pepe | 26/06/2007, 13:52

Pens que s'ha de dir que el que va publicar el diumenge Jaume Mateu al Diario de Mallorca no és veritat, el primer lloc on es va fer això ha estat Pollença

Un sistema pionero para controlar los gatos
Un convenio entre el Ayuntamiento y Natura Park regula la esterilización de los felinos vagabundos del municipio
Hasta hace dos años, una sobrepoblación de gatos habitaba en las calles de Bunyola y se había convertido en un auténtico problema para los vecinos y para el consistorio, que se veía incapaz de controlar tal proliferación de felinos. Además, en más de una ocasión habían sido fuente de conflictos vecinales debido a que algunas personas alimentaban a las camadas de gatos en plena calle, con los consecuentes problemas higiénicos que eso planteaba. Por si eso fuera poco, muchos vecinos también se quejaban del ruido que las hembras en celo hacían por las noches. Quizá por eso, en más de una ocasión, se encontraban cadáveres de gatos que habían sido envenenados. Este hecho podía también provocar un importante desastre ecológico si el cadáver del gato era recogido por algun ave, especialmente milanos.

El problema con las colonias de felinos que habitaban libremente en el núcleo urbano llegó a ser de tal calibre que el consitorio se puso en contácto con la Fundación Natura Park para intentar encontrar una solución. Antes de firmar el acuerdo de colaboración en el año 2005, el pleno municipal aprobó una ordenanza reguladora de animales de compañía que, como explica el concejal de Sanidad y Servicios Sociales, Tomeu Togores, pretendía "regular las obligaciones de los propietarios y los derechos de los animales", tanto perros como gatos.

Poco tiempo después se firmó el convenio de colaboración entre el Ayuntamiento y Natura Park con el objetivo principal de intentar solucionar el problema ocasionado por las colonias de gatos y, a petición del consistorio, la Fundación Natura Park puso en marcha un programa pionero en Mallorca de control de la población de gatos basado en la esterilización y la autorización de las personas que pueden alimentar a las colonias de felinos.

Según explica Eva Borràs, veterinaria de Natura Park y responsable de su Brigada de Recogida de Animales Domésticos Abandonados (BRADA), hay unas ocho personas autorizadas a dar de comer a los gatos en varios puntos del pueblo y sus alrededores. Los felinos son alimentados a primera hora de la mañana y a última de la tarde.

El segundo punto clave del control de la población de gatos en Bunyola es el programa de esterilización gestionado por Natura Park. Antes de su aplicación podían concentrarse en un mismo punto colonias de entre veinte y treinta felinos, que criaban dos veces al año y causaban múltiples molestias a los vecinos. Ahora, se lleva a cabo un programa de esterilización de los gatos vagabundos, que ha permitido controlar su población y establecer colonias de no más de 15 ejemplares.

El proceso para la esterilización empieza con la captura de la gata en las calles del pueblo. Luego, el animal es llevado al veterinario de Bunyola, Juan Andreu, que lleva a cabo la intervención quirúrgica. Según explica Eva Borràs, responsable de Natura Park, antes de intervenir a los animales se lleva a cabo una prueba para determinar si padecen leucemia vírica o inmunodeficiencia, dos enfermedades mortales e incurables para los felinos. En caso afirmativo, "se les practica la eutanasia". Si los gatos superan la prueba, son intervenidos y, al haberse recuperado, devueltos a su punto de origen, con la particularidad que a partir de ese momento no podrán criar. Después de la operación, a los gatos ya esterilizados se les hace una marca en la oreja para evitar que vuelvan a ser capturados.

Según los datos aportados por Natura Park, en el 2006, cuando el programa ya llevaba un año de aplicación, se recogieron 5 gatos en el centro del pueblo, de los cuales 2 fueron esterilizados y al resto se les practicó la eutanasia debido a las enfermedades incurables que padecían. Durante el verano de ese mismo año, en la zona de ses Argiles se recogieron 8 gatos, de los cuales 5 fueron esterilizados y a 3 se les practicó la eutanasia.

Eva Borràs afirma que este sistema de control de la población de gatos vagabundos "es el más humanitario, real y lógico que hay". Para el concejal Tomeu Togores, el programa desarrollado por Natura Park "es el más respetuoso para los animales y ha solucionado los conflictos vecinales producidos por la superpoblación de gatos" además de "evitar los casos de envenenamiento".

El programa tiene un coste anual de 11.900 euros y "con unas pocas excepciones" ha conseguido el apoyo de los vecinos que anteriormente alimentaban a los gatos en la calle. Debido al éxito del programa el consistorio tiene intenión de "mantener el convenio e intensificarlo".

Afegeix un comentari
ATENCIÓ: no es permet escriure http als comentaris.
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb