Animalista convencido

Diario de un animalista convencido, defensor de los derechos de los animales y para su desgracia declarado "Persona non grata en la Ilustre Villa de Tordesillas"

Narrando la infamia Sr. Payeras

fralokus | 30 Juny, 2010 10:46

No cabe duda que el Sr. Tomeu Payeras, narrador y cronista del sádico y salvaje espectáculo que son las corridas de toros, cada día intenta mejorar sus escritos cultivando su lenguaje, donde antes escribía “energúmenos gritando”, ahora son “antitaurinos rabiando”, expresión que no ninguna duda de la indignación de este colectivo a esa tan mala costumbre española de torturar seres vivos hasta la muerte.

Lo que realmente preocupa al Sr. Payeras que no es que haya uno o mil antitaurinos rabiando en las inmediaciones de algún coso mallorquín, lo que realmente le preocupa es que como buen conocedor de todos los reglamentos taurinos, sabe muy bien que la Ley 1/92 de la CAIB de Protección Animal que Viven en el Entorno Humano, reconoce el maltrato que sufre el animal en las corridas de toros y solo la excepción que se hace deja que se puedan seguir celebrando en la isla de Mallorca semejante tropelía, pero la preocupación va a más, proporcionalmente al número de antitaurinos que se dan cita en las inmediaciones de los cosos mallorquines, que ya éstos se ven capaces de recaudar esos tres mil euros que calculan les costaría poner un contencioso-administrativo contra la decisión de la Consejería de Interior Balear de autorizar los festejos en cosos de titularidad pública o con dinero público, cosa que prohíbe el mismo artículo de la citada Ley 1/92 y dejar que sean los jueces quienes decidan.

OTRA GRAN CURIOSIDAD.

Comentan en algún que otro artículo de prensa, que la benemérita hizo “bajar el volumen de sus actuaciones” tanto a los antitaurinos como a los taurinos, el motivo esgrimido no fue otro que las protestas que los vecinos de la zona por las molestias que les causaba el enfrentamiento entre ambas posturas, quiero ver, si España consigue el campeonato de mundo de fútbol si se seguirá el mimo criterio, cuando los cláxones de los automóviles empiecen a sonar y los aficionados empiecen la fiesta en la calle.

Comentaris

Afegeix un comentari
ATENCIÓ: no es permet escriure http als comentaris.
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb